lunes, 8 de febrero de 2010

POR QUÉ TE VAS


Por qué, por qué te vas,
por qué, por qué te has ido,
por qué, por qué me dejas,
por qué de mí has huido.

¿He sido malo,
acaso cruel?
¿Te he hecho daño?
Por qué, por qué.

Dime una razón,
una solamente,
¡Ay! Estará mi corazón,
más triste que demente.

No, no respondas,
no, ya no hace falta,
que para las penas hondas,
¡también tengo yo otras altas!

4 comentarios:

  1. Me acabo de emocionar al oir esta canción que hacía tanto que no escuchaba.
    He imaginado por un momento a mis padres bailándola pegaditos y he pensado que muchos de nosotros seguramente podremos recordarlos.
    Ha sido tan importante esta canción a lo largo de los años que creo que todas las parejas la han bailado.

    Gracias!
    Ha sido un bonito regalo de San Valentín.

    ResponderEliminar